Por muchos años, la belleza ha sido el valor estético que ha predominado en las distintas expresiones artísticas, siendo colocada como un objetivo a perseguir en todo nuestro actuar, llevando este ideal a ser equiparado con el concepto de verdad y bondad y al mismo tiempo, relegando todo lo que no entra en la descripción a un segundo plano, considerándolo un error.

 

Tomando en cuenta esta concepción de lo bello como el “máximo objetivo del arte”, diversos artistas trabajan desde el otro extremo para comunicar su mensaje o para causar reacciones que de otra manera no podrían ser logradas, usando lo feo, lo grotesco, o lo violento como una manera de protestar y mostrar inconformidad ante un mundo en donde la monotonía de la perfección nos invade en publicidad, medios de comunicación y redes sociales.

 

SALVAJE es una muestra que reúne a diversos artistas que tienen en común el uso de una gráfica y conceptos que no son del todo accesibles, usando referencias de escenas violentas, con tintes de crítica política y social o que usan esta violencia como forma de experimentación en la gráfica.